El sistema de control está compuesto por dispositivos que se conectan a las máquinas de bronceado, láser o cualquier otro aparato de estética que se utilice en el centro. Estos pequeños controladores se comunican con la aplicación a través de WiFi. Esta característica implica una serie de grandes ventajas:

  • El tiempo de instalación es menor al no necesitar tirar cables
  • La instalación es completamente «invisible», por lo que la estética del local no se verá afectada
  • Los elementos de comunicación -como los routers WiFi- en caso de fallo son económicos y fácilmente reemplazables
  • Es una tecnología muy testada y robusta ante las interferencias de las máquinas

 

Existen dos modelos de dispositivo de control:

  • MA101. Está orientado al control de máquinas de bronceado. Es un temporizador inteligente que gestiona los distintos tiempos de los que consta una sesión: preparación, exposición, postexposición, etc. Además tiene la posibilidad de gestionar la ventilación, en caso de que la máquina no disponga de esa característica. Permite además iniciar la sesión desde el pulsador interno de la máquina y detenerla en caso de emergencia. Internamente dispone de dos procesadores independientes para el control del tiempo de exposición para una seguridad total.
  • MA201. Este dispositivo está pensado para el control de sesiones de láser u otros aparatos de uso cotidiano en el centro de estética. Su funcionalidad consiste en controlar los tiempos recomendados para los distintos servicios. Por ejemplo, una sesión láser de zona pequeña se estima un tiempo o consumo energético de X. Este dispositivo te indicará que ese tiempo o consumo está en promedio, se ha superado, o ha quedado por debajo. También tiene la facultad de indicar si el aparato está siendo utilizado sin haber programado una sesión a un cliente.